top of page

La importancia de lo que no se ve


Hoy les platicaremos de algo que no podemos percibir físicamente y no es el esfuerzo detrás de un gran trabajo o lo que hay de atrás de uno, si no de lo que pasa a través del tiempo: los indirectos.


En definición un indirecto es todo lo que necesitamos para realizar un trabajo por ende nunca los veremos en sitio, así como podemos ver un elemento de construcción ya sea una columna, una losa o un muro. Entonces ¿por qué si son tan relevantes, la gente no les da su lugar o los toma a la ligera?


En efecto, un equipo de trabajo profesional es un indirecto, la gasolina de los vehículos que van al sitio y los mismos también son ejemplos de ellos, la seguridad del lugar, los baños portátiles, los fletes, los peajes, los servicios, los equipos de cómputo y comunicación entre otros. La lista es muy larga, pero hay uno que es el más importante y el menos valorado que somos nosotros mismos; seamos emprendedores, empresas chicas, grandes, con mucha trayectoria o nuevas. El costo de operación de nosotros siempre será el más importante y casualmente es el que no se ve, es el que está del otro lado de la computadora o celular del encargado en el proyecto. Es el motor que no genera porque en nuestro medio el que genera es el proyecto, nuestros ingresos dependen de ello.


Así como nuestros ingresos dependen de los proyectos los indirectos también dependen del número de proyectos que estemos realizando y del tiempo que dure cada uno de ellos. Por lo tanto, pueden existir empresas grandes con capacidad de realizar una gran cantidad de proyectos simultáneamente y tener indirectos pequeños y empresas chicas con proyectos de duraciones grandes con indirectos altos. No podemos quedarnos con la idea de siempre tener el mismo porcentaje, ni creer que es solo proporcional al tamaño de nuestra empresa.


Las dos recomendaciones que queremos compartirles son las siguientes, la primera, más que saber sobre indirectos, concientizarnos sobre los mismos, tenerlos presentes y la segunda, nunca perpetuar un proyecto, en esta vida nada es para siempre todo tiene principio y un fin, si creemos que metiendo menos mano de obra nos va a ir mejor y más “barato” o si somos de los creyentes de que si me acabo mis proyectos en que voy a trabajar, esos pensamientos nos van a llevar a los escenarios donde no queremos estar, mientras más rápido acabemos y cumpliendo en forma y precio nuestros proyectos nos van a llevar más.

60 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page